Desde octubre 2016

Restauración fachada Museo Nacional de Bellas Artes

Palacio de Bellas Artes en el Parque Forestal

Palacio de Bellas Artes en el Parque Forestal

Palacio de Bellas Artes en el Parque Forestal

El proyecto de gran envergadura concluirá a mediados de 2017.

13/12/2016

Fuente: Museo Nacional de Bellas Artes

A partir del 17 de octubre de 2016 el MNBA comenzó los trabajos de restauración de la fachada de su edificio. Las obras tienen como objetivo detener el deterioro de los materiales que revisten el inmueble, así como mejorar la lectura estética del Monumento Histórico.

La fecha coincide con la celebración de los cuarenta años de la declaración del Museo Nacional de Bellas Artes como Monumento Nacional. Se trata del proyecto de mayor envergadura que se haya implementado hasta ahora para detener el deterioro de los materiales de revestimiento y mejoramiento de su lectura estética con una inversión de alrededor de 825 millones de pesos.

Previo a la ejecución de este proyecto se llevó a cabo un extenso diagnóstico con consulta a especialistas. La limpieza de los muros externos en 2014 culminó con un estudio realizado por la oficina de arquitectos Correa y Lampaya, que sirvió para determinar qué trabajos se llevarían a cabo y planificar sus distintas etapas de ejecución. Luego el proyecto fue licitado y adjudicado a la empresa Kalam Chile y se ejecutará bajo la supervisión del arquitecto Gonzalo Valderrama de la unidad de infraestructura de la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos (DIBAM).

Al tratamiento de revestimientos que han perdido adherencia, arreglo de fisuras y grietas, estabilización de sistemas de sujeción metálicas y de mortero se agrega la reposición de ornamentos faltantes, armonización cromática y conservación y reposición de carpinterías de madera y vidrios. El proyecto considera trabajos de diversa índole para evitar el deterioro del edificio en el mediano y largo plazo, como el cambio del sistema de captación de aguas lluvias; el reemplazo de los parches de mortero que se pusieron hace una década y la sustitución de los forros de plomo por otros nuevos hechos de cobre. Además, se retirarán las diez capas de pintura de las rejas, se hará una armonización cromática, eliminando las manchas blanquecinas que causa el agua y las negras que provoca el esmog y se aplicará antigrafiti e hidrofugantes para proteger a la edificación tanto del hombre como del clima. Las escalinatas que están muy deterioradas, incluso rotas, serán reemplazadas por granito y basalto, materiales más duros y resistentes. Hay otras labores asociadas a la apreciación estética del edificio como la restauración de los veintidós medallones de mosaico que representan maestros pintores, escultores y pintores de la cultura occidental.

Todas las labores se llevan a cabo aplicando los principios actuales de conservación de edificios patrimoniales: originalidad, mínima intervención, reversibilidad y caso a caso. Por esta razón no se borrarán los impactos de bala de los disparos que recibió el Museo después del 11 de septiembre de 1973. "Queremos que la historia y edad de este edifico queden reflejados en la fachada. Esta iniciativa se enmarca en nuestra constante misión de conservar la infraestructura que alberga y resguarda nuestro acervo, asegurándonos de que las futuras generaciones aprecien este maravilloso inmueble, diseñado por el arquitecto Emilio Jéquier, con el mismo esplendor con el que se inauguró en 1910, en el marco de la celebración del primer centenario de la República", explica director nacional de la DIBAM y vicepresidente ejecutivo del Consejo de Monumentos Nacionales, Ángel Cabeza.

Esperando que los trabajos concluyan en junio de 2017, se está organizando el montaje para una exposición sobre el edificio para celebrar el doble aniversario del MNBA: su fundación el 18 de septiembre de 1880 y la inauguración de su edificio el 21 de septiembre de 1910.

En el marco de este proyecto se diseñó un plan de comunicaciones y diversas actividades con el fin de involucrar a la comunidad e invitar al público a visitar el Museo. Se desplegarán lienzos gigantes en las fachadas del Museo, con el objetivo relacionar las obras de la colección con la arquitectura. "Queremos que el público relacione el contenido con el contenedor, es decir que identifique las obras que resguardamos con el edificio, hito urbano de Santiago y majestuoso palacio con el que el Estado chileno mostró un rostro moderno al resto de las naciones que participaron en los festejos de nuestro primer centenario", explica Roberto Farriol, director del Museo.

Para reforzar la idea que el Museo seguirá recibiendo al público durante los trabajos, se rescató el título #MuseoAbierto como slogan y hashtag para las redes sociales, usado por el director Nemesio Antúnez en la exhibición realizada en 1990 con el retorno a la democracia.

Durante el periodo se realizarán recorridos especiales para que las familias conozcan más sobre la arquitectura y ornamentos del Museo, así como de las labores de renovación de la fachada. Además, se invita a la comunidad a enviar al correo comunicaciones@mnba.cl fotografías de sus álbumes familiares en las que aparezca el Museo o sus alrededores, para ser partícipes de la exhibición que se montará en septiembre en la Sala Chile del Museo, con el fin dar cuenta de la historia del MNBA y para poner en valor la fachada de este edificio en su interior. Conjuntamente, se publicará un libro que acompañará la muestra, que dará cuenta de los detalles arquitectónicos y ornamentales del edificio del MNBA.

Recursos adicionales

Materias: Arquitectura - Artes visuales - Evento especial - Historia del Arte
Palabras clave: edificio patrimonial - Conservación - Restauración